Rosa Rodríguez

Rosa Rodríguez

Colaboradora de Ipsimed

La búsqueda de la felicidad y la plenitud desde una edad muy temprana, fueron las causas que le llevaron a convertirse en una eterna practicante de Yoga, formada como profesora en España, Rishikesh, Varanasi y California.

Con el objetivo de erradicar las causas internas que le producían sufrimiento y con el fin de cultivar la felicidad, el Yoga se convirtió en su forma de entender la vida y cómo vivir. Su práctica de Yoga es un compendio de los distintos estilos y fuentes de las que ha aprendido y sigue aprendiendo. Durante su trayectoria ha pasado por distintas fases, unas en las que ha habido más práctica de Hatha Yoga, otras en las que casi todo el tiempo lo ocupaba el Raja Yoga, otras de conocimiento de los textos de filosofía hinduista que dieron origen a los diversos tipos de Yoga. Pasó 8 años sumergida en la traducción de dichos textos. Entiende el Yoga, al comienzo, como una manera de preparar el cuerpo y la mente para la meditación, para ser capaces de movernos sin conflicto, como una peonza en perfecto equilibrio, girando tan rápido que parece inmóvil.

Lo que trata de transmitir en sus clases es esa calma dinámica que se puede experimentar cuando hay una participación total, cuando estás presente de todo corazón en lo que estás haciendo. Para ello, utiliza diversas técnicas de Yoga como pranayama, asanas, trataka, bandhas, mudras… Solo reduciendo los estímulos fuertes como la inestabilidad y el malestar físicos, podremos hacer que la mente sea suficientemente sensible para percibir los procesos fisiológicos más sutiles y sus conexiones con el aún más sutil funcionamiento de la mente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies