Verano tras el confinamiento en pareja ¿Oportunidad para la comunicación?

Verano tras confinamiento en pareja - Ipsimed

Verano tras el confinamiento en pareja ¿Oportunidad para la comunicación?

Este confinamiento nos ha pillado a todos desprevenidos, y a muchos -con doble residencia o residencia no fija-, teniendo que tomar decisiones de última hora. Algunos quizás no sientan haber tomado la mejor decisión a la hora de elegir dónde y con quién pasar este estado de alarma.

La comunicación en la pareja

Haya sido por elección o no, si has pasado el confinamiento en pareja habrás tenido una experiencia intensa en la relación con la otra persona. Esto no ha tenido por qué ser negativo: pero seguro que sí habrá sido una oportunidad para saber más de ti, del otro, y de vuestra relación.

El confinamiento nos ha permitido convivir con las dinámicas que ya existían en la pareja, pero viviéndolas con más intensidad, y sin fácil escapatoria. No hemos podido quedar con amigos, salir a hacer deporte, ver a la familia, recurrir a otros planes ni ponerlos como excusa para encontrar un momento de intimidad con la pareja…

Probablemente este confinamiento ha puesto de manifiesto los valores, pero también las carencias, que tiene tu relación de pareja: habrá sido como un altavoz de los problemas que había anteriormente. Es probable que hayan salido a la luz muchas cuentas pendientes, incluso a veces en modo explosivo, como un volcán en erupción, de golpe y en el momento más inoportuno.

Ahora ya vamos saliendo a esa aparente vida normal que teníamos, pero ¿Te has parado a pensar en cómo realmente ha llevado y está llevando tu pareja toda esta situación?

Seguro que no, porque como ya le conoces perfectamente no necesitas ni preguntarle, ¿verdad? Gracias a ese cerebro ‘lector de mentes’ que tenemos, solo necesitamos mirar de reojo, y adivinamos a qué se debe su estado. Incluso su sufrimiento, si es que somos lo suficientemente sensibles para percibir el dolor del otro.

Sin embargo, es mucho mejor acercarse con respeto a su realidad preguntándole: “¿Cómo estás, cariño? ¿Cómo te sientes? ¿Cómo estás llevando toda esta situación?» O incluso: «¿Cómo te sientes dentro de nuestra relación?”
Puede sonar a ‘trampa’. Pero si le damos la vuelta, ¿por qué no aprovechar esta oportunidad en que el mundo ha quedado en suspenso, para dedicárselo a una asignatura en la que seguro que necesitamos mejorar?: La comunicación en la pareja.

Seguro que te sorprende descubrir una respuesta inesperada, o una invitación a seguir hablando y profundizando en los sentimientos de cada uno. Esto además, puede llevaros a comentar con más tranquilidad y cercanía, algunos roces que hayáis podido tener en estos días ante la convivencia y los cambios en la vida de cada uno.

Damos por hecho que la relación de pareja tiene que funcionar y durar para siempre, sin dedicarle tiempo ni esfuerzo, como sí hacemos con otras facetas de nuestra vida. Igual que llevamos el coche a arreglar, o nos dejamos la piel en el gimnasio, o actualizamos una y otra vez el software de nuestro teléfono móvil, también tenemos que revisar nuestra relación. Además, no solo va a depender de nosotros, sino del equipo que formamos con el otro.

Las tecnologías y pantallas, en las cuáles nos estamos apoyando tanto hoy en día, tampoco nos ayudan especialmente a acercarnos a nuestra pareja. Podrán incluso convertirse en nuestro refugio si sentimos que algo va mal en la relación. Y esto puede hacernos sentir inseguros, por ejemplo, al ver a nuestra pareja disfrutar de una conversación por WhatsApp con alguien que no conocemos. Aquí puede surgir algún sentimiento de desconfianza o celos, que ya podía estar previamente, pero que no nos habíamos parado a sentir.

¿Puedo transmitirle a mi pareja ese sentimiento de inseguridad, con respeto y sin hacerle daño?

Seguramente solo nos planteemos dos escenarios: o no decir nada y pasar por encima de esa emoción apartándola como podamos, o montarle una escena de celos y mirarle el móvil directamente, para obtener pruebas del delito. Pero los celos son algo natural, y pueden expresarse de forma asertiva, sin formularlo a modo de reproche, pero siendo congruentes con nuestro sentir. No tenemos por qué avergonzarnos de ello y debemos darnos permiso para sentirlos y expresarlos, aprendiendo a regularlos.

Y para expresar algo que duele, molesta, preocupa o avergüenza, es muy útil otra forma de comunicarse, sería por escrito. Escribir permite tener tiempo para reflexionar sobre lo que necesito expresar, haciéndolo de manera más estructurada, consciente y cuidadosa. Se establece un tema, importante para ambos, que esté siendo difícil de abordar, y se formula a modo de pregunta:

¿Cómo me he sentido contigo durante el confinamiento? ¿Qué se me está haciendo más duro en nuestra relación? ¿Qué echo de menos en ti?

Escribimos durante 10 minutos acerca de esto y después leemos lo que ha escrito el otro. Finalmente, compartimos de forma oral cómo nos ha hecho sentir lo que hemos leído.
Entregándonos con toda nuestra atención puesta en la otra persona, escuchando desde el corazón, percibiendo todos los mensajes que nos da a través de su cuerpo, no solo de sus palabras, nos va ayudar a sentirnos en calma, recuperando la confianza en la pareja. No olvidemos que el 80% de la comunicación es a través de lo no verbal, aunque no lo hagamos de forma consciente.

En este momento que estamos viviendo, de cambio e incertidumbre, seguro que existe la tentación de volver a introducir todos los puntos de evasión que nos ayudan a alejarnos del dolor propio y en la relación con el otro. Pero podemos parar y reflexionar sobre toda experiencia, pasada y presente, para abrirnos con esperanza al futuro.

Ahora que viene el verano y quizás tengamos más tiempo libre, podemos probar a comunicarnos con más profundidad y cariño. Quizás pueda ser una oportunidad para recuperar las cosas que, aunque no parezcan urgentes, son las más importantes.

Autores: Manuel Paz Yepes e Isabel Pintor Maya

Isabel Pintor
Isabel Pintor
isabel.pintor@ipsimed.com

Psicóloga Psicoterapeuta en Ipsimed, Integración Psicomédica. Ver perfil

No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies