Despertar al presente

Despertar al presente - Ipsimed

Despertar al presente

Desde pequeños oímos mensajes como ‘hay que pensar en el futuro’, ‘prepárate para el mañana’, ‘sacrifícate hoy para ver los frutos después’ y otros muchos que nos llevan a estar anticipando y viviendo para lo que sucederá más adelante. Mensajes que vienen de nuestros padres, educadores, la sociedad. Se nos instalan por reiterados y los acabamos interiorizando haciéndolos nuestros. Nos impiden disfrutar el hoy, mucho menos el ahora, el ya, pensando siempre en lo que vendrá.

Es cierto que corren tiempos de mayor conciencia, parece que existe una corriente que nos lleva a aprender a pararnos, a observar, a disfrutar el aquí y el ahora, de vivir, ciertamente, el momento.

En la cultura occidental llevamos años de retraso en esa sana costumbre, vivimos acelerados sin detenernos a saborear el instante, la única realidad tangible, el ahora.

Para cambiarlo, deberíamos tomar mayor conciencia individual, pararnos, obligarnos a hacerlo, dejar de ser reacción y entender que el camino es la meta, que cada paso no solo es trámite hacia el horizonte.

De ese primer paso, obligarse a ser consciente, empezarán a surgir costumbres, hábitos, comportamientos saludables. Si nunca lo hemos hecho, debemos aprender, esforzarnos, como lo hemos hecho con tantas otras cosas. Hay que prestar atención, ponerse ‘deberes’, para poderlo lograr.

Detenerse a saborear un alimento con fruición, tomar conciencia de nuestra respiración, dedicar tiempo a ‘no hacer’, contemplar, aprender a ver con el tacto, a escuchar con el olfato… Disfrutar de las pequeñas acciones, poner atención plena en cosas sencillas, despertar nuestros sentidos. Dejar de automatizar acciones, obligarnos a ello, para así descargar el cerebro de preocupaciones (pre-ocupación: dejar los pres, centrarnos en las ocupaciones). Desmenuzar acciones sencillas y concentrarnos en ellas.

El ahora es amplio, mucho más de lo que tendemos a pensar.

Focalizando nuestra atención en el presente, aumenta nuestra conciencia, nuestra serenidad, damos calidad a nuestra vida.

Al final es el objetivo que todos tenemos al pensar en el futuro. Evitemos sacrificar el presente por un mañana incierto; si es así, el futuro tampoco merecerá la pena. Que lo merezca la alegría.

Ana Portella
Ana Portella
ana.portella@ipsimed.com

Trabajadora Social y Colaboradora en Ipsimed, Integración Psicomédica. Ver perfil

No Comments

Post A Comment

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.
Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies